Saltar al contenido

EXPLICARSE COMO UN LIBRO CERRADO

octubre 7, 2022

Si alguien nos pregunta cómo es nuestro carácter, es como si nos pidiera que describiéramos un libro cerrado. Es imposible saber qué hay dentro a menos que lo abramos, y tampoco podemos saber qué puede pasar dentro hasta que lo hagamos. Lo mismo pasa con nosotros: solo podemos conocernos a nosotros mismos cuando nos abrimos y dejamos que otras personas vean lo que hay dentro.

La mayoría de la gente se resiste a mostrarse tal cual es, porque temen ser juzgados. Temen que la gente vea lo que hay dentro y los rechace. Por eso, se esconden detrás de una máscara y se presentan ante el mundo como alguien que no son. Pero esto solo les trae frustración, ya que nunca se sienten satisfechos con ellos mismos.

La clave para ser feliz es aceptarse a uno mismo, tal cual es. Solo así podremos relacionarnos con los demás de forma sincera y abierta. Si nos escondemos detrás de una máscara, nunca podremos ser felices, porque estaremos fingiendo ser algo que no somos.
Un libro cerrado es un objeto que consiste en una tapa que se cierra sobre una o varias hojas de papel, generalmente pegadas o encuadernadas, para formar un volumen.

¿Qué es ser un libro cerrado?

Un libro cerrado es aquel que no se puede leer. Puede estar cerrado con una tapa, con una llave, con un candado o de cualquier otra forma.

¿Qué quiere decir se explica como un libro abierto?

Para explicar que significa «se explica como un libro abierto» se pueden usar diferentes analogías. Por ejemplo, se puede decir que el significado es claro y tiene una explicación sencilla. Otra analogía es decir que el significado es como un libro abierto, es decir, que es fácil de entender.

¿Cómo ser un libro abierto?

Un libro abierto es aquel que se encuentra dispuesto a recibir y a transmitir información. Para ser un libro abierto hay que estar abierto a nuevas ideas, a nuevas experiencias y a nuevas personas. También hay que estar dispuesto a aprender y a enseñar. Ser un libro abierto es estar abierto a la vida.

El artículo explica que es imposible explicarse a uno mismo, ya que somos el libro cerrado más grande del mundo, y por lo tanto, no podemos entender nuestro propio funcionamiento.
Un libro cerrado se puede explicar como una historia sin final. Una novela que no se ha terminado de escribir, un cuento que no tiene una moraleja o una fábula que no tiene una enseñanza. Es como una puerta cerrada, un misterio que nos intriga y nos llama, pero que nunca llegamos a resolver.

Configuración