Saltar al contenido

2 EXPLICA CÓMO ORGANIZAS UN DÍA DE CLASE HABITUAL

octubre 6, 2022
2 EXPLICA CÓMO ORGANIZAS UN DÍA DE CLASE HABITUAL - COMO EXPLICAR - 2022

Organizar un día de clase no es una tarea fácil, sobre todo si tenemos en cuenta que cada alumno es distinto y que cada clase tiene sus propias dinámicas. Sin embargo, hay una serie de pautas básicas que podemos seguir para que nuestro día de clase transcurra de la mejor forma posible. En este artículo vamos a explicar dos de ellas: la primera tiene que ver con la organización del tiempo, y la segunda tiene que ver con la organización de los materiales.
-Las clases se dividen en dos partes, la primera se dedica a la enseñanza y la segunda a la práctica.
-Durante la primera parte se explican y se practican las técnicas de la clase.
-En la segunda parte los alumnos trabajan en parejas o en grupos practicando las técnicas aprendidas.

¿Cómo se puede organizar una clase?

Las clases pueden ser organizadas de muchas formas, dependiendo del objetivo que se busque. Por ejemplo, si se quiere que los alumnos aprendan un tema en particular, se pueden seguir una serie de pasos o secuencias de actividades establecidas. Si se busca que los alumnos participen activamente en la clase, se pueden organizar talleres o grupos de trabajo.

¿Cómo planificar un día de clases?

Las clases pueden ser planificadas de diferentes maneras, dependiendo del objetivo que se quiera lograr. Por ejemplo, una manera de planificar las clases es dividirlas en tres partes: la parte A, la parte B y la parte C. La parte A se puede utilizar para presentar nuevo contenido, la parte B se puede utilizar para practicar el contenido presentado en la parte A, y la parte C se puede utilizar para revisar el contenido. Otra manera de planificar las clases es utilizar una estructura de cinco partes: la parte A, la parte B, la parte C, la parte D y la parte E. La parte A se puede utilizar para presentar nuevo contenido, la parte B se puede utilizar para practicar el contenido presentado en la parte A, la parte C se puede utilizar para revisar el contenido, la parte D se puede utilizar para realizar actividades prácticas, y la parte E se puede utilizar para evaluar el aprendizaje.

¿Cómo se puede organizar el trabajo en el aula?

El trabajo en el aula se puede organizar de diferentes maneras, dependiendo del objetivo que se quiera conseguir. Por ejemplo, se puede organizar por proyectos, por competencias, por materias, etc. Cada una de estas maneras tiene sus ventajas e inconvenientes.

Organizar el trabajo en el aula por proyectos tiene la ventaja de que permite que los alumnos trabajen de manera colaborativa y de que aprendan a resolver problemas. Además, permite que se integren diferentes materias, ya que cada proyecto puede abordar distintos temas. Por otro lado, tiene el inconveniente de que requiere más tiempo para planificar y que puede ser más difícil evaluar el aprendizaje de los alumnos.

Organizar el trabajo en el aula por competencias tiene la ventaja de que permite que el alumno trabaje por objetivos concretos. Además, permite que se evalúe el aprendizaje de manera más eficaz, ya que se pueden evaluar las competencias que el alumno ha adquirido. Por otro lado, tiene el inconveniente de que requiere más tiempo para planificar.

Organizar el trabajo en el aula por materias tiene la ventaja de que permite que el alumno trabaje de manera específica en cada materia. Además, permite que se evalúe el aprendizaje de manera más eficaz, ya que se pueden evaluar las competencias que el alumno ha adquirido. Por otro lado, tiene el inconveniente de que requiere más tiempo para planificar.

¿Cómo organizar el aula para el primer día de clases?

En el aula para el primer día de clases hay que organizar el espacio de una forma que facilite la comunicación y el trabajo en equipo. Por ejemplo, se pueden colocar las sillas en semicírculo o en círculo, de modo que todos los alumnos estén frente a frente. También se pueden colocar las mesas en forma de U, para que todos los alumnos tengan la misma visión de la profesora.

Las clases se pueden organizar de muchas formas, pero en general se siguen una serie de pasos para que todo salga bien. En primer lugar, se debe establecer un objetivo para la clase y determinar qué es lo que se quiere que los estudiantes aprendan. Luego, se debe pensar en qué actividades se van a realizar para alcanzar el objetivo y qué materiales se necesitan. Por último, se debe planificar la secuencia de las actividades y preparar el material.
A mi me gusta organizar el día de clase de la siguiente manera:

Primero, repaso con los alumnos el contenido de la clase anterior. Luego, realizo una actividad de enseñanza basada en ese contenido. Finalmente, realizo una actividad de evaluación.

Configuración